1ª Reunión del Observatorio Técnico Legal

Con el objetivo de dar a conocer la estrategia de CEDO para la elaboración de la Manifestación de Impacto Ambiental de Pesca Ribereña 2011-2012 y escuchar los avances en el cumplimiento de las condicionantes establecidas en los resolutivos (programas y medidas), se reunieron los miembros del Observatorio en las oficinas de WWF en la Paz. La reunión para tales fines se realizó el día 28 de octubre, como propósito adicional se analizaron los principales aspectos legales y técnicos que como Observatorio creemos importante se tomen en cuenta para la elaboración de la MIA de Pesca Ribereña y/o para construir una visión futura de la EIA en materia pesquera.

Durante la reunión se identificaron múltiples aspectos, tanto legales como técnicos, a considerar para la MIA de pesca ribereña y para el proceso de EIA para el aprovechamiento de  recursos marinos en general. Grosso modo los temas tratados pueden agruparse en cinco grandes temas:

1) Reducción de captura incidental: Los miembros del Observatorio enfatizaron la importancia de desarrollar una estrategia para reducir la captura incidental. Ya existe información de la FAO que se puede utilizar como base para estimar la captura incidental, pero se deben proponer acciones concretas y desarrollar programas para reducir la captura incidental. Con relación en la captura incidental se discutió sobre el problema de cumplir con las condicionantes de cero afectación a la vaquita marina y la captura incidental 1:1, así como la necesidad de generar nuevos acuerdos entre las instituciones involucradas: CONANP, SEMARNAT, CONAPESCA y SAGARPA.

2) Medidas de Mitigación: En lo referente a las medidas de mitigación,  los participantes detectaron mucha invasión de competencias tanto en la MIA como en los resolutivos  y las condicionantes emitidos por la DGIRA. Por lo que hace a las medidas de mitigación, la redacción de algunas de ellas hacen muy difícil su cumplimiento, pues dependen de la voluntad de terceras partes, o son económicamente inviables. Es importante identificar este tipo de medidas para hacer recomendaciones sobre cómo evitar estos posibles conflictos en las próximas MIAs. Así mismo, los miembros del Observatorio mencionaron la importancia de identificar aquellas medidas medulares, que sean conforme a la ley y cuya implementación sea técnica y económicamente viables para que puedan también servir de guía a otras MIAs. Además, se discutió sobre la necesidad de contar con una metodología para la evaluación de los impactos ambientales en especies y ecosistemas marinos.  Igualmente se habló de la importancia de considerar criterios mínimos necesarios para definir el sistema ambiental regional, que analice el movimiento o los lugares temporales de las especies protegidas y la capacidad de carga del ecosistema. Finalmente, se hizo hincapié en la necesidad de sensibilizar a los pescadores respecto de las mejoras que deben implementar en sus operaciones diarias, ello debe traducirse en la incorporación de variables sustentables, lo que, a su vez, implica asumir la responsabilidad que les corresponde en el manejo pesquero de la región, enfatizando que ellos serán los primeros beneficiados al implementar estos cambios y, en general, esto puede dar mejores resultados que tratar de ejecutar medidas caras y tecnológicamente complicadas.

3) Vinculación de la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) con otros instrumentos de política pública: Los participantes señalaron la necesidad de  vincular las autorizaciones ambientales con diversos instrumentos de políticas ambientales, sectoriales y pesqueras; por ejemplo: permisos, licencias, concesiones o programas. Se propuso explorar cómo se podría usar la EIA para crear accesos exclusivos al recurso, de forma tal que la MIA no sólo funcione para evaluar los impactos ambientales, sino también cree incentivos para quienes se sometan al procedimiento de EIA. También debe plantearse seriamente el tema de la  responsabilidad ambiental por parte del promovente, con medidas claras para atender el daño ambiental en caso de producirse. Otro punto importante es el relativo al  padrón de permisionarios enlistados en la MIA, éste debe ser claro, y por ningún motivo debe incluir permisos que hayan sido retirados por parte del programa de PACE Vaquita de la CONANP. Uno de los miembros mencionó que en tanto CONANP no termine con su esfuerzo de retirar chinchorros de la Reserva entonces no debe autorizarse una MIA por un periodo de más de un año; pues si la CONANP está retirando chinchorros cada año, el dar una autorización de la MIA por tres años bloquearía el programa de PACE Vaquita.

4) Inspección, vigilancia, monitoreo y evaluación: Gran parte del éxito de una MIA pesquera depende de la inspección y  vigilancia, así como de la capacidad de la autoridad para sancionar a los pescadores que se encuentran pescando sin autorización dentro de las ANPs y la disposición de los pescadores para denunciar actos ilegales. Un control efectivo dificulta la pesca ilegal y aumenta los incentivos de los pescadores para participar en la MIA. Los miembros ven como una solución,  la implementación de un sistema de inteligencia en donde las inspecciones sean por zonas y tiempos. También se recomendó explorar mediante qué mecanismos las cooperativas pueden fortalecer sus propios sistemas de controles, sanciones e incentivos entre sus asociados. El éxito también depende mucho del  monitoreo y seguimiento al  cumplimiento de las medidas de mitigación. También se habló de la posibilidad de contar con un tercero acreditado (concepto que empieza a desarrollar la SEMARNAT) que evalúe la eficacia de la MIA y el cumplimiento de las condicionantes.

5) Incentivos: La MIA es parte de la ecuación, pero según los miembros hace falta vincular este instrumento con otros incentivos para promover un manejo pesquero sustentable con bajo impacto ambiental y con valor agregado por medio de esquemas como pagos por servicios ecosistémicos, acceso a nuevos mercados, creación de hábitat para la protección de peces de interés comercial y pagos de servicios ambientales por la protección de zonas de no pesca, inclusive, ecoetiquetado. También un mejor marco legal que logre sanciones expeditas  podría servir como incentivo para avanzar  hacia la legalidad.

La primera reunión del observatorio evidenció los retos y las oportunidades que representa el desarrollar una MIA efectiva en el sector pesquero. La siguiente reunión se planea alrededor de enero y estaría enfocada al planteamiento de algunas soluciones a los temas identificados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s